De safari con Chrome: cazando leaks en Javascript

Ay, Javascript, Javascript. Que tiempos aquellos en que todo el uso que te daba era “fadeardivs, hacer un poco de AJAX o añadir algún que otro copo de nieve en fechas señaladas. La robustez de nuestra relación radicaba en las bajas expectativas mutuas. Yo no te veía como un lenguaje de programación, más bien como un juguete prescindible, y tú no me dabas ningún feedback útil, para qué molestarte si no iba a exprimirte el jugo. Pero los tiempos han cambiado, las modas se imponen y suceden, y lo de no tomarte en serio ya no va a ser posible. Y es que se acabó lo de ser la comparsa en una página web, esta es la era de la aplicación web, y las aplicaciones web, cada vez más grandes y complejas, son cosa tuya por derecho. Pero que duro está siendo, que duro…

Vamos a amastrear a ese Javascript…

Advertisements